CHEC

Trámites y servicios en línea




 

 

  

 Tips Hogar

Tips de ahorro en el hogar


Los computadores tienen un consumo significativo de energía, apágalos siempre que no los estés usando, tanto en casa como en el trabajo. 

Establece uno o dos días para lavar durante la semana, esto ayudará a que se acumule la mayor cantidad de ropa posible y uses la lavadora con la carga completa.

Usa la plancha solo una vez por semana, con esto solo la conectarás una vez y usarás de forma más eficiente su calor. Plancha solo prendas muy arrugadas.

Pinta las paredes de tu casa con colores claros, esto permitirá que se refleje mejor la luz natural durante el día y evites encender bombillos de forma innecesaria. 

Prefiere siempre el ventilador sobre el aire acondicionado, este consume menos energía para su funcionamiento. 

No ubiques la nevera cerca a fuentes de calor, esto hace que consuma más energía para mantener su frío interior.

Sacude con fuerza la ropa una vez la sacas mojada de la lavadora, con esto disminuyes un 70% las arrugas, por lo que planchar será más fácil y rápido.

Los bombillos ahorradores consumen 80% menos energía que los convencionales. Prefiérelos. Enciende uno o máximo dos al tiempo.

Evita guardar alimentos calientes en la nevera, esto también eleva su temperatura y la lleva a consumir más energía para enfriarse nuevamente.

Que el ahorro de energía sea una buena oportunidad para compartir en familia. Usen el mismo televisor para ver sus programas favoritos. 

Antes de salir de casa o de la oficina haz un check list de las cosas que puedes desconectar: cargadores, computador, televisor, equipo de sonido, microondas, lavadora, decodificadores, entre otros.

Los crespos están de moda, trata de no usar secador o plancha de pelo.  
   
Abre la nevera solo las veces que sea necesario; cada que lo haces se pierde el frío en su interior y esta debe trabajar el doble para recuperar su temperatura. 

Calentador

           
Al encender el calentador, éste eleva la temperatura hasta un nivel determinado, luego se apaga. Al enfriarse el agua, se enciende nuevamente, comenzando otro ciclo de calentamiento y por lo tanto de consumo de energía. Préndelo una o dos horas antes de utilizarlo y desconéctalo después de una hora de haberlo conectado, apágalo cuando no lo necesites.

Plancha


Plancha una cantidad suficiente de ropa cada vez y conecta la plancha cuando tengas la ropa lista.

Empieza por planchar las prendas más delicadas que requieran menos calor y finaliza con las que necesitan más calor.

Desconecta la plancha antes de alisar las últimas prendas.
 

Nevera


Coloca la nevera en un lugar fresco, aléjela de la pared, el sol y otras fuentes de calor como estufas y calentadores.

Mantén el empaque de la puerta en buen estado, la nevera mal cerrada aumenta el consumo de energía.

descongela tu nevera periódicamente, conserva el congelador sin hielo y sin capas gruesas de escarcha.

Limpia periódicamente el serpentín de atrás y no seques ropa en él.
 

Bombillos 


Apaga los bombillos cuando no haya personas en las habitaciones o sitios de encuentro de la vivienda.

Usa bombillos de baja potencia en lugares que requieran poca iluminación, los bombillos de mayor potencia úselos en sitios de lectura.

En baños y áreas de poco uso utiliza lámparas de tipo fluorescente.

Recuerda que existe un tipo de bombilla de bajo consumo de energía para cada necesidad de iluminación en tu hogar.
 

Lavadora 


Establece un programa de lavado que te permita utilizar  mínimamente tu lavadora.

 Tips Oficina

Tips de ahorro en la oficina

Apaga tu computador al salir de la oficina, cuando no lo estés usando ponlo en modo reposo. 
 Apaga y desconecta todos los aparatos electrónicos que no estés usando. Algunos dispositivos cuentan con modos de ahorro de energía; utilízalos.
Imprime solo cuando sea completamente necesario y cuando lo hagas, utiliza la doble cara de la hoja. Mantén tu impresora apagada cuando no la uses.
Apaga las luces al salir de la oficina y cuando no sean necesarias. Aprovecha al máximo la luz del día.
Minimiza el uso de ascensores. Además de estar ahorrando energía, este hábito es beneficioso para tu salud.
Mantén tu computador con baja iluminación y en modo ahorro de energía. Si es portátil trata de usarlo el mayor tiempo posible desconectado.
Apaga y desconecta ventiladores y dispositivos de aire acondicionado cuando no los necesites.
Evita conectar dispositivos en los puertos del computador, cuando lo haces aumentas el consumo.

Mantén las puertas y ventanas de tu sitio de trabajo abiertas, esto permitirá que entre más luz y se mantenga ventilado el lugar.

Asegúrate de dejar las luces de baños y salones apagadas cuando ya no hagas uso de ellas.
Utiliza fondos de pantalla negros o de color oscuro. Esto permite que tu computador no consuma tanta energía y que no se descargue rápidamente.

Aún si apagas tus aparatos electrónicos debes desconectarlos antes de ir a casa, pues estos seguirán consumiendo energía al estar conectados.

Cuando uses el ventilador o el aire acondicionado, cierra puertas y ventanas para hacer más eficiente su funcionamiento.
 Tips Comercio

Tips de ahorro en el comercio

    
Desconecta aparatos eléctricos que no se estén utilizando. Aún cuando es muy pequeño, el foco de stand by consume energía. Además, los aparatos no se apagan por completo, algunos pueden llegar a consumir hasta 20 vatios en tal estado.
Asegúrate que las instalaciones eléctricas se encuentren en perfectas condiciones, de lo contrario gastan más energía.

En el día, mantén abiertas cortinas y persianas. Además de ahorro de electricidad, esta acción beneficia a nuestra salud, ya que la luz solar afecta menos al ojo humano. Si puedes, instala tragaluces para aprovechar más esa luz natural.

Utiliza lámparas ahorradoras de luz. Es cierto que tienen un precio mayor, pero consumen hasta cuatro veces menos energía y duran 10 veces más que los focos normales. También es recordable que limpies habitualmente focos y lámparas, ya que el polvo bloquea la intensidad de su luz. 

Pinta las paredes y techos de tu establecimiento con tonos claros y luminosos, haciendo que la iluminación se refleje y distribuya mejor.

Evita enchufar varios aparatos en un mismo contacto. De lo contrario se pueden generar cortos circuitos derivados por sobrecargas.

Desconecta siempre los cargadores de teléfonos celulares, computadoras, etc., cuando no los utilices. El circuito sigue consumiendo electricidad, se calienta y por lo general termina descomponiéndose.

Sustituye los balastros magnéticos convencionales de las lámparas por balastros electrónicos. Ello te permitirá ahorrar hasta un 30% de energía eléctrica. (El balastro es una bobina que se intercala en serie con el tubo de iluminación fluorescente, para mantener un nivel elevado de intensidad de la luz).
     
Cambia o reemplaza motores, ventiladores y bombas de capacidad sobrada por equipos acordes con la carga de operación.
         
Utiliza equipos de alta eficiencia o con tecnología más avanzada. Muchas PyMEs registran pérdidas por utilizar equipo obsoleto o fuera de actualidad al que necesitan dar mantenimiento constante para trabajar efectivamente.


 Tips Industria

Tips de ahorro en la industria

Asegúrate que las instalaciones eléctricas cumplen con el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas. 

Realiza mantenimiento preventivo a la maquinaria y equipos para asegurarte que su consumo es el adecuado.
  Garantiza un adecuado aislamiento térmico en instalaciones de frío, calor y vapor.

Si vas a sustituir motores eléctricos, prefiere motores de eficiencia alta o Premium.

Implementa sistemas de automatización y control automático.

A la hora de comprar equipos para tu empresa, prefiere aquellos que tengan la opción de ahorro de energía.
  Capacita a los colaboradores de tu empresa en uso eficiente de los recursos. Ellos serán los primeros replicadores de las buenas prácticas.

El exceso de iluminación gasta mucha energía. Instala controles automáticos que ayudarán a ahorrar energía y dinero.

Lleva un registro periódico de consumo energético por áreas y establece los procesos que son más eficientes para acentuarlos.

Asegúrate de no dejar encendidas las vitrinas de tu negocio durante la noche. Solo deja aquellas que permiten el funcionamiento de los elementos de seguridad.

Regula la temperatura de salida de gases de chimeneas en procesos de combustión.
Utiliza sistemas comprobados de ahorro energético como focos ahorradores o iluminación LED.
     
Independiza y sectoriza los circuitos de iluminación, así encenderá las luces sólo en los lugares que necesitas y donde distribuirás la carga eléctrica. Disponer de sistemas de iluminación en grupos y alternados, reduce el nivel de iluminación sin afectar la totalidad del sistema.

Reemplaza las lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes compactas.

Promueve la limpieza periódica de las luminarias, con esto mejorará la calidad de la iluminación y ahorrarás energía. Una lámpara sucia disminuye su nivel de iluminación hasta en un 20%.

 Reemplaza las lámparas cuando hayan cumplido su vida útil o cuando empiecen a presentar fallas. Resulta ser más económico y los niveles de iluminación no se ven reducidos cuando se realiza el mantenimiento en grupo.
  Ajusta los niveles luminosos y los coeficientes de uniformidad a las necesidades reales de cada zona de tu industria. Relaciona la iluminación con la actividad que desarrollas, de forma que si hay cambio de actividad, cambie también el nivel de iluminación.

Instala sistemas de control de iluminación tales como sensores de presencia, dimmers individuales y fotoceldas para el apagado y encendido automático.

Evalúa posibilidades de utilizar la mayor cantidad de luz natural evitando así recurrir siempre al uso de bombillos. Asegura un nivel adecuado de iluminación en las áreas de trabajo y circulación de personas instalando tejas o laminas translucidas, claraboyas, domos solares o similares.

Utiliza pinturas y materiales en techos, paredes y pisos en colores claros para aprovechar sus altos índices de reflectividad.

Ascensores


Mantén la luz de la cabina encendida únicamente cuando hayan personas en el ascensor.

Selecciona un modelo adecuado según las necesidades, dependiendo del número de pisos y del flujo de personas.

Entre plantas contiguas, procura subir o bajar por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor. Es un buen hábito de salud y ayuda a disminuir el consumo eléctrico de la empresa.

Dimensiona adecuadamente la capacidad del ascensor para evitar subutilización en horas de baja demanda y cuando esté vacío.

Si es necesario, adecúa la programación de pisos dependiendo del lugar.

Motores


Utiliza motores de alta eficiencia. Un motor de alta eficiencia permitirá un ahorro del orden del 2% de energía.

Selecciona correctamente la velocidad del motor. Si la carga lo permite, prefiere motores de alta velocidad, son más eficientes y si se trata de motores de corriente alterna, trabajan con un mejor factor de potencia.
       
Realiza en forma correcta la conexión a tierra de los motores. Una conexión defectuosa o la ausencia de ésta, puede poner en peligro la vida de los operarios si se presenta una falla a tierra. Además de ocasionar corrientes de fuga que no son liberadas por el equipo de protección desperdiciando energía.

Utiliza arrancadores a tensión reducida, en aquellos motores que realicen un número elevado de arranques. Con esto se evita un calentamiento excesivo en los conductores y se logra disminuir las pérdidas durante la aceleración.

Realiza la inspección periódica del motor, incluyendo lecturas de corriente, potencia (kW), velocidad (rpm) y resistencia de aislamiento. Limpia la parte exterior para mejorar el enfriamiento. Verifica que las condiciones del suministro de energía eléctrica sean las adecuadas.

Utiliza conexiones de arranque de configuración en estrella, pues se requiere menos energía para arrancar y se presentan reducciones en el consumo.
       
Los motores eléctricos de capacidad mucho más alta de la necesaria desperdician la energía ya que trabajan con factores de potencia baja.

Verifica que la potencia del motor sea 25% superior a la potencia calculada. Es preferible usar motores de alta potencia y no un grupo de motores de menor potencia, debido a que los rendimientos son superiores en equipos mayores. Los equipos que no trabajen entre el 75 y el 100% de la potencia nominal.

Realiza un mantenimiento periódico de los motores. Mantén ajustados y limpios los contactores y contactos. Revisa y, de ser necesario, reemplaza los rodamientos y demás elementos mecánicos.

Máquinas y procesos productivos


Dimensiona adecuadamente las máquinas a utilizar. Una máquina más grande no ofrece una mayor eficiencia y además inducirá al sistema en gastos energéticos innecesarios.

Suministra aire de succión a baja temperatura (< 27ºC) en el compresor. Un incremento en la temperatura de aspiración de 3ºC representa aproximadamente un 1 % más de consumo de potencia en el compresor.

Procura que la tubería de aspiración de los compresores que toman el aire de afuera de la sala de máquinas, sea lo más recta y corta posible. Por cada 25 mbar de caída en la línea de succión, el consumo energético se incrementará en un 2 %.
         
Implementa un sistema de monitoreo de parámetros energéticos para los procesos industriales.

Regresa arriba